LCL Castro Baxoi

Departamento de Lengua Española del CPI Castro Baxoi

Tabla de sintaxis

Tabla interactiva para ayuda con Sintaxis
  Clase de sintagma Preposición Concordancia Referente conmutación Otras características
SN Sujeto Sustantivo Ninguna con NV Pron. Pers. Tónicos Comprobar siempre la concordancia
C Directo Sustantivo (o Prep.) Ninguna o a No lo, la, los, las No confundir con SNS ni con Atr.
C Indirecto Sustantivo (Preposicional) a No le, les No confundir con CD.
C Circunstancial Adverbial (o Prep.) Cualquiera No Ninguno o adverbio No confundir el de modo con Pvo.
Suplemento Sustantivo (Preposicional) de, en... No Prep + Ref neutro Lista de los verbos que rigen Supl más frecuentes.
Atributo Adjetivo Casos particulares con NV y SNS lo Siempre con verbos copulativos.
C Predicativo Adjetivo Ninguna con SNS, CD... Ninguno o así No confundir con CC de modo.
C Agente Sustantivo (Preposicional) por No Por+ P.P. tónicos Siempre con verbos en voz pasiva.

¿De qué nos habla esta columna?

Acerca de qué clase de palabra funciona preferentemente como núcleo del sintagma que desempeña cada función.

Sustantivo

Puede ser propio (Juan comía pipas) o común -normalmente precedido de un determinante- (Los niños parecían enfadados)

Como todos los sintagmas nominales, puede estar constituído sólo por el núcleo sustantivo o ir acompañado de uno o varios determinantes y Adyacentes Nominales (Aquellos niños rubios que podíamos ver a lo lejos parecían enfadados; Muchos niños de cartón piedra que adornaban el escaparate parecían enfadados...)

Otras clases de palabras pueden verse sustantivadas y funcionan como sintagmas nominales, y pueden por lo tanto desempeñar la función de SNS:

  • Un adjetivo puede ser sustantivado por un artículo (El blanco me gusta especialmente)
  • Cualquier clase de palabra funciona como sustantivo si se menciona -uso metalingüístico- (Por funciona como enlace, Aquí es un adverbio...)
  • Los infinitivos funcionan como sustantivos -de cara a la oración de la que dependen- (Cantar es su pasión)
  • Los verbos en forma personal pueden verse sustantivados por determinadas conjunciones (Me disgusta que te quejes constantemente)

Tanto los infinitivos como los verbos en forma personal sustantivados mediante conjunción constituyen Oraciones Subordinadas Sustantivas.

Evidentemente, los pronombres -como sustitutos naturales de los sustantivos- también pueden desempeñar la función de Sujeto (Él comía pipas; Aquellos parecían enfadados; Muchos nos mintieron; Me disgusta eso...)

Aunque el Sujeto es una parte sustancial en las oraciones -aparece en todas salvo las impersonales (Llovía; Hace frío...)- con frecuencia sólo aparece reflejado en los morfemas verbales; es lo que llamamos sujeto elíptico (Come pipas -él o ella- Parecían enfadados -ellos-...)

Sustantivo

Puede ser propio (Mirábamos La Torre de Hércules) o común (Comíamos patatas)

Como todos los sintagmas nominales, puede estar constituído sólo por el núcleo sustantivo o ir acompañado de uno o varios determinantes y Adyacentes Nominales (Disfrutamos aquel maravilloso viaje ; Recorrieron un largo camino que no les condujo a ninguna parte)

Otras clases de palabras pueden verse sustantivadas y funcionan como sintagmas nominales, y pueden por lo tanto desempeñar la función de CD:

  • Un adjetivo puede ser sustantivado por un artículo (Ella construyó el rojo)
  • Cualquier clase de palabra funciona como sustantivo si se menciona -uso metalingüístico- (Escribió ayer en la pared)
  • Los infinitivos funcionan como sustantivos -de cara a la oración de la que dependen- (Creo entenderte)
  • Los verbos en forma personal pueden verse sustantivados por determinadas conjunciones (Pensaba que el mundo giraba dentro de su cabeza.)

Tanto los infinitivos como los verbos en forma personal sustantivados mediante conjunción constituyen Oraciones Subordinadas Sustantivas.

Evidentemente, los pronombres -como sustitutos naturales de los sustantivos- también pueden desempeñar la función de Complemento directo (Renunció a ellos; Recorrieron muchos...)

Sustantivo

Puede ser propio (Trajo flores a Juan) o común -normalmente precedido de un determinante- (Compró pasteles a los niños)

Como todos los sintagmas nominales, puede estar constituído sólo por el núcleo sustantivo o ir acompañado de uno o varios determinantes y Adyacentes Nominales (Dijo sus palabras a todos los hombres que quisieron escucharlas)

Evidentemente, los pronombres -como sustitutos naturales de los sustantivos- también pueden desempeñar la función de Complemento Indirecto (Trajo pasteles a estos. Trajo zanahorias a los otros.)

Adverbio (O Sintagma Preposicional, o Sintagma Nominal que indique tiempo)

La función de Complemento Circunstancial es desempeñada por sintagmas adverbiales. (Vinieron aquí. Caminaban tristemente. Llegamos muy lejos.)

Los sintagmas nominales pueden ser habilitados para desempeñar esta función a través de preposiciones (Vinieron a nuestra casa de campo. Caminaban con una lánguida apariencia de tristeza. Llegamos al lugar al que nos condujeron nuestros pies.)

Hay además un caso particular de SN que puede desempeñar la función de CC sin necesidad de preposición; Se trata de los sintagmas nominales cuyo núcleo indica tiempo -día, mes, año, semana...- (Llegarán la próxima semana. El primer día compró chocolate.)

Sustantivo (Preposicional)

Puede ser propio (Hablábamos de Lourdes) o común -normalmente precedido de un determinante- (Pensaba en el verano)

Como todos los sintagmas nominales, puede estar constituído sólo por el núcleo sustantivo o ir acompañado de uno o varios determinantes y Adyacentes Nominales (Se jactaba de bastantes aventuras que siempre resultaron falsas)

Evidentemente, los pronombres -como sustitutos naturales de los sustantivos- también pueden desempeñar la función de Suplemento (Nos acordábamos de ella)

Adjetivo

La función de Atributo es desempeñada por sintagmas adjetivos. (Estaba muy triste. Resultó tremendamente complicado. Era rubia de bote.)

Las preposiciones pueden habilitar a los sintagmas nominales para funcionar como adjetivos (La mesa era de madera. El muchacho estaba con el alma en un puño.) En este caso, el sustantivo pierde una de las características esenciales del atributo: la concordancia. Seguimos interpretándolo como atributo porque el sintagma puede sustituirse por un adjetivo -existente o no: La mesa era maderosa; El muchacho estaba acongojado.- y, sobre todo, porque conserva el referente lo.

En el caso del verbo ser, tenemos además las llamadas construcciones ecuacionales a través de las cuales se igualan dos realidades expresadas mediante sintagmas nominales. Uno de ellos será interpretado como SNS y el otro como Atr. (La ciudad más antigua era la capital del reino. La ciudad más antigua lo era. La capital del reino lo era.)

Adjetivo

Los predicativos son adjetivos. Son atributos insertos en oraciones predicativas. Pueden parecer CC de modo, pero se diferencian de ellos en que concuerdan en género y número con un sustantivo, habitualmente el núcleo del SNS o del CD. (Tus amigos llegaron cansados del viaje. Trajo la chaqueta rota -la trajo rota-.)

Sustantivo (Preposicional)

Puede ser propio (Fue construido por María) o común (Fueron asaltados por ladrones)

Como todos los sintagmas nominales, puede estar constituído sólo por el núcleo sustantivo o ir acompañado de uno o varios determinantes y Adyacentes Nominales (Fue descubierto por los mismos investigadores minuciosos que habían explorado los demás territorios)

Evidentemente, los pronombres -como sustitutos naturales de los sustantivos- también pueden desempeñar la función de Complemento Agente (Habían sido realizados por ellas)

¿De qué nos habla esta columna?

Nos explica si el sintagma que desempeña cada función puede o debe ir encabezado por preposición, y cuáles pueden encabezarlo.

Ninguna

Como norma general, hemos de partir siempre de la idea de que el SNS nunca va encabezado por preposición. Es cierto que hay algunas excepciones (Hasta quinientas personas llenaban el recinto), pero son muy infrecuentes.

Ninguna o a

Partimos de que el CD no va encabezado por preposición. (María trajo pasteles. Aquel hombre encuadernó los libros que le habíamos regalado.)

Dependiendo sin embargo del significado de los sustantivos y del verbo, hay ocasiones en que las oraciones resultarían ambiguas:

  • Pedro transportaba Juan. (¿Cuál de los dos SN es Sujeto y cuál CD?)

Para evitar estas situaciones, en los casos en que la acción del verbo puede ser realizada por el CD, la preposición a actúa como Índice Funcional Negativo (que nos indica qué función no es desempeñada por el sintagma nominal; es como un aviso ¡Ojo!¡Esto no es un Sujeto!)

  • A Pedro (lo) transportaba Juan.
  • Pedro transportaba a Juan.

Siempre a

El Complemento Indirecto siempre va marcado por la preposición a. (Trajo flores a Juan. Compró pasteles a los niños. Dijo sus palabras a todos los hombres que quisieron escucharlas. Trajo pasteles a estos. Trajo zanahorias a los otros.)

A veces sustituimos la preposición a por para (Trajo flores para Juan. Compró pasteles para los niños.), pero es necesario fijarse en que este para pueda conmutarse por a, pues en caso contrario no estará introduciendo un CI sino un CC (Trajo pasteles para adornar la mesa.)

Cualquier preposición

La función de Complemento Circunstancial es desempeñada por sintagmas adverbiales. (Vinieron aquí. Caminaban tristemente. Llegamos muy lejos.)

Los sintagmas nominales pueden ser habilitados para desempeñar esta función a través de preposiciones (Vinieron a nuestra casa de campo. Caminaban con una lánguida apariencia de tristeza. Llegamos al lugar al que nos condujeron nuestros pies.)

Hay además un caso particular de SN que puede desempeñar la función de CC sin necesidad de preposición; Se trata de los sintagmas nominales cuyo núcleo indica tiempo -día, mes, año, semana...- (Llegarán la próxima semana. El primer día compró chocolate.)

Cualquier preposición. Las más frecuentes son de y en

La preposición viene requerida por el verbo.

Normalmente sin preposición

La función de Atributo es desempeñada por sintagmas adjetivos. (Estaba muy triste. Resultó tremendamente complicado. Era rubia de bote.)

Las preposiciones pueden habilitar a los sintagmas nominales para funcionar como adjetivos (La mesa era de madera. El muchacho estaba con el alma en un puño.) En este caso, el sustantivo pierde una de las características esenciales del atributo: la concordancia. Seguimos interpretándolo como atributo porque el sintagma puede sustituirse por un adjetivo -existente o no: La mesa era maderosa; El muchacho estaba acongojado.- y, sobre todo, porque conserva el referente lo.

Sin Preposición

La proximidad entre el Pvo y el CC hará que interpretemos siempre como CC de modo el hipotético sintagma preposicional.

  • Llegaron tristes de la fiesta.-Pvo-
  • Llegaron con tristeza de la fiesta -CC-

Por

El complemento Agente siempre va introducido por la preposición por, aunque no cualquier sintagma introducido por esa preposición será C. Ag.

  • Fueron detenidos por la policía -C Ag-
  • Se preocupaban por sus hijos -Supl-
  • Llegaron por el norte -CC-

Distinguimos el Agente porque aparece siempre con verbos en voz pasiva -y, si trasladamos la oración a la voz activa, pasa a desempeñar la función de Sujeto-

¿De qué nos habla esta columna?

Nos aclara si el sintagma que desempeña cada función puede o debe concordar con algún otro elemento de la Oración.

En número y persona con el NV

Es esta concordancia la que nos permite siempre distinguir el Sujeto de otros complementos.

  • Me gusta el chocolate/Me gustan los bombones.

Si la función de Sujeto está desempeñada por una oración sustantiva, no podemos señalar directamente la concordancia; tendremos que sustituir la oración por un pronombre:

  • Me gusta cantar en la ducha > Me gusta eso/Me gustan esas cosas.

No concuerda con ningún otro elemento de la Oración

Es especialmente importante recordar esto cuando tratemos con CC de modo, para evitar confundirlos con Predicativos.

En género y número con el SNS (Y, consecuentemente, en número con el NV)

  • La niña es rubia/ Las niñas son rubias/ El niño es rubio/ Los niños son rubios.

Las preposiciones pueden habilitar a los sintagmas nominales para funcionar como adjetivos (La mesa era de madera. El muchacho estaba con el alma en un puño.) En este caso, el sustantivo pierde una de las características esenciales del atributo: la concordancia. Seguimos interpretándolo como atributo porque el sintagma puede sustituirse por un adjetivo -existente o no: La mesa era maderosa; El muchacho estaba acongojado.- y, sobre todo, porque conserva el referente lo.

En género y Número con el SNS o el CD

  • Tu amigo llegó cansado del viaje/Tu amiga llegó cansada del viaje/Tus amigos llegaron cansados del viaje/Tus amigas llegaron cansadas del viaje.
  • Juan trajo rota la camisa/Juan trajo roto el abrigo/Juan trajo rotas las medias/Juan trajo rotos los zapatos.

No concuerda

El complemento agente no concuerda; por lo tanto, al hacer el traslado a la voz activa, tenemos que fijarnos en el posible cambio del verbo -que sí debe concordar con el sintagma cuando desempeña la función de Sujeto-

  • Fui detenida por los policías (El NV concuerda con el sujeto en primera persona, no con el Agente en tercera)
  • Los policías me detuvieron (El NV pasa a concordar con el nuevo sujeto)

¿De qué nos habla esta columna?

Nos muestra si al desplazar el sintagma dentro de la Oración, o al suprimirlo, debe dejar una marca -llamada referente- y cuál será.

Pronombres personales tónicos

Cuando el Sujeto cambia de posición en la Oración o se elimina de ella, puede dejar un referente. Sin embargo, como los morfemas del núcleo también aparecen en el NV, no es infrecuente que se elimine sin referente.

  • Tus amigos trajeron pasteles/ Ellos trajeron pasteles/ Trajeron pasteles.

También los demostrativos pueden aparecer como referentes.

  • La libertad individual es fundamental/ Ella es fundamental/ Eso es fundamental.

Los demostrativos se convierten en referentes preferentes cuando se trata de Oraciones en función de Sujeto.

  • Me encanta relajarme los domingos en la hamaca/ Me encanta eso/ Esas cosas me encantan.

Lo, la, los, las

  • Trajeron libros (los trajeron)/Bombillas (las trajeron)/Un coche nuevo (lo trajeron)/Trajeron a la Señora García (la trajeron)

Es importante tener en cuenta que el leísmo -sustitución de lo por le- está bastante extendido y aceptado si el CD se refiere a persona del sexo masculino (Vi a Juan- ¿Le vi? ¿Lo vi?), por eso es importante sustituir mentalmente el CD por uno femenino, particularmente en plural, que nos aclarará cuál es el pronombre adecuado (Vi a las chicas- Las vi >CD, por lo que sabemos sin lugar a dudas que Vi a Juan- Lo vi > CD)

Los mismos pronombres se utilizarán si la función de CD es desempeñada por una Oración.

  • Nos preguntó si llegaríamos a tiempo a su fiesta de cumpleaños > Nos preguntó eso > Nos lo preguntó.

Le, les (o se)

  • Trajo flores a Juan. > Le trajo flores
  • Compró pasteles a los niños. > Les compró pasteles.
  • Dijo sus palabras a todos los hombres que quisieron escucharlas. > Les dijo sus palabras.

En caso de que en una misma Oración movamos o eliminemos simultáneamente CD y CI, el referente de CI es se.

  • Trajo flores a Juan > Las trajo a Juan; Le trajo flores > Se las trajo
  • Compró pasteles a los niños> Los compró a los niños; Les compró pasteles > Se los compró

Ninguno (O adverbio)

Una de las características del CC es que no es necesario para la estructura de la oración. Habitualmente puede, por lo tanto, cambiar de posición -o incluso desaparecer- sin dejar referente.

  • Todos los ex-alumnos se reunieron aquella tarde en el salón de actos.
  • Aquella tarde se reunieron en el salón de actos todos los ex-alumnos.
  • En el salón de actos se reunieron todos los ex-alumnos.
  • Aquella tarde se reunieron todos los ex-alumnos.
  • Se reunieron todos los ex-alumnos.

En caso de que queramos marcar la presencia del CC, podemos dejar como referente un adverbio, que será de tiempo si el CC era de tiempo, de lugar si el CC era de lugar etc.

  • Todos los ex-alumnos se reunieron allí aquella tarde.
  • Todos los ex-alumnos se reunieron entonces en el salón de actos.

Preposición+Pronombre personal

  • Se acordaban frecuentemente de tus palabras > Se acordaban frecuentemente de ellas, de eso.
  • Nos acostumbramos a soportar tus payasadas > Nos acostumbramos a eso, a ello.
  • Se había comprometido con aquella ONG > Se había comprometido con ella, con eso.
  • Aquellos hombres nos preguntaron por tu enfermedad > Aquellos hombres nos preguntaron por ella, por eso.

Lo

No debe confundirse con el referente de CD masculino singular.

  • La niña estaba contenta > La niña lo estaba.
  • Las niñas estaban contentas > Las niñas lo estaban.
  • El niño estaba contento > El niño lo estaba.
  • Los niños estaban contentos > Los niños lo estaban.

Ninguno

La semejanza semántica del Predicativo con el CC hace que la Oración suela resultar coherente si sustituimos el Pvo por el adverbio de modo así. Hay que tener cuidado, sin embargo, de que esta sustitución no nos haga olvidar que, si el elemento original concuerda con el SNS o el CD, no se trata de un CC de modo, sino de un Predicativo.

  • Tus amigos llegaron cansados del viaje (Tu amigo llegó cansado. Tu amiga llegó cansada. Tus amigas llegaron cansadas.) > Tus amigos llegaron así del viaje.

Por + Pronombre personal tónico.

  • Los ladrones fueron detenidos por la policía > Los ladrones fueron detenidos por ella.
  • Los ladrones fueron detenidos por los detectives > Los ladrones fueron detenidos por ellos.

¿De qué nos habla esta columna?

Recoge otros aspectos, aparte de las cuatro características básicas, que nos pueden ser útiles para reconocer las distintas funciones.

Si comprobamos la concordancia con el NV, no podremos equivocarnos. Es particularmente importante hacerlo con los verbos del tipo gustar. Es conveniente recordar, además, que el Sujeto nunca va encabezado por preposición.

  • Me gusta el chocolate/ Me gustan los chocolates
  • Me disgusta que me mientas > Me disgusta eso/ Me disgustan esas cosas
acordarse de			acostumbrarse a 		advertir de 
alegrarse de			asustarse de 			avisar de 
casarse con			cegarse con 			comprometerse con 
confiar en			contar con 			convencer de 
creer en			creer en			cuidar de 
depender de			desligarse de 			disponer de 
enamorarse de			entrometerse en 		enzarzarse en 
fijarse en			hablar de			incautarse de 
incomodarse con			influir en			informar de 
insistir en			jactarse de			olvidarse de 
pensar en			preferir a  			preguntar por 
preocuparse de			preocuparse por 		rebelarse contra 
remitirse a			retractarse de 			saber de
soñar con			sucumbir a 			tratar sobre 
versar sobre

El Atributo -o predicado nominal- aparece siempre con verbos copulativos ser, estar o parecer. También suelen considerarse copulativos semejar y resultar cuando su complemento es adjetivo.

  • El muchacho era/parecía/resultó espabilado.